viernes, 3 de octubre de 2008

NUEVO POEMA:


EN MEMORIA DEL POETA MUJER



“A la lágrima de la poeta triste
una vez entre miles de ojos
aullamos los perdidos a su oscuridad”.


…A veces fui corriendo hacia el lobo
A veces fui murciélago de su sombra
A veces un invisible suspiro en coma
que se iba, y que yéndose, se fue

Como los pescaderos de alta noche
tejemos con espinas la telaraña,
creamos la burbuja que no revienta
y esparcimos la poesía en alta mar;
alta mar sobrevolada por cuervos,
por gaviotas, por soles eclipsados,
por lunas azules, violetas e insectos
que violinizan la brisa perfumada
con submarinas y galácticas melodías,
con acordes que disminuyen
y lentamente van cayendo
sobre el agua de cristal líquido
moviéndose al compás de los insectos,
y la flor, y la luz de nuestras almas.

¡Pide piedad desde el fondo infinito
la ballena negra de la soledad,
canta como un cello en duelo
al espacio mudo y sabiamente desconocido!
Se ilumina el plancton fosforescente
como si se encendieran millones de estrellas:
Quizás Dios no esté tan lejos
Quizás Él también creó a Dios.

El huracán, la tormenta, la furia del viento,
la ráfaga, la brizna, el silencio…
el silencio absoluto.
Tempestades que han de cubrirnos con plumas
Profanaciones a nuestra propia tumba
Naufragios en tierras poseídas
Quebrazones de vidrios al unísono
con la voz soprano del Destino
Estallido de Hacha y Palabra
Vertimiento de tinta y savia
Derrame de hueso nuclear
sobre el centro del círculo perfecto:
El sentimiento actúa molecularmente
cuando el cerebro re-formula su muerte.

¿No comprendes que la magia
Puede ser más real que la realidad?
Los andamios caerán raudos
sobre su propia estructura.

Enséñanos tus manos
y en ella veremos alas.
Enséñanos tus ojos
y en ellos escucharemos tu dolor.
Enséñanos tu columna
y en ella oleremos tu esencia.
Enséñanos a vivir
y nosotros te enseñaremos a escribir:
Vierte en la copa del latido
lo que tu corazón no quiere decir.

… y guiados por el instinto
nos alejamos del mundo sumergiéndonos en él,
abducidos por la Madre Oscura
que contiene la pluma para nuestros versos
somos entonces,
avanzando en un sonambulismo tan cuerdo
cayendo en una trampa tan mágica
levantando otra vez el báculo y las alas
moviendo de nuevo las aletas gigantes del dorso
sacudiendo como elefantes furiosos las orejas
que oyen los golpes de talón contra el suelo
las plegarias de perdón en la habitación próxima,
la agitación de los árboles sin hojas
reclamando su lugar en la Tierra:
su sagrado aposento.

Cómo hacer creer al Padre
que la relación con su Hijo
tiene mucho que ver con el Santo Espíritu,
y que al comienzo de la Oración,
cuando había que despreciar la ostia,
debía decirse “Gracias hijo mío”
y no “ Por favor Padre Nuestro”:
Cómo explicarle del terror en la jaula
Cómo confesarle que ella es una poeta hombre
Cómo demostrarle que él es un poeta mujer.

Parodia de la enajenación póstuma
Golpe mensajero en la ventana
Revelación trascendental en el rezo
Augurio delator de sombras intrusas.
De hecho el llamado ya no es gusano
y, con el correr de la metamorfosis,
alas que duelen han crecido
en la tempestad misma de la belleza,
descalcificándola y haciéndola más oruga.

La utopía se viste como mujer, es mujer,
es utopía, es razón de vivir
por ser útero, por ser misión,
por estar en nuestros organismos,
por pertenecer indiscutiblemente
a nuestras huellas digitales únicas,
por ser Madre y nosotros sus Hijos,
sus sirvientes, sus pescadores,
sus botes, sus siempre fieles
escritores sin título ni graduación.

La vida ha sido vertida en tinta,
sangre negra de oscuridad desértica
en la hoja en blanco del re-descubrimiento,
leche ácida para las llagas del estómago
carcomido por ser el motor de la inspiración.

Y si a nuestros hijos quitan la vida
se retorcerá con el vaivén telúrico de la Tierra.
Destruirá con su báculo entonces
las calles repletas de sodomía
De kioscos vendiendo carne humana en los diarios
De ferias enteras pidiendo piedad
De semáforos derrocados en cementerios,
De cruces de pino oregón en las farmacias
De huellas dejadas por policías y prostitutas
De pasos sedados muriendo poco a poco en las avenidas
De cables, de estiércol de paloma,
De basura, de zapatos, de sombreros,
De toallas higiénicas, de calzoncillos cagados,
De vestidos, de uñas cortadas por nerviosos,
De cartas, de informes, de colillas de cigarro,
De colas de marihuana, de palos de fósforos,
De envases de jarabe, de cajas de vino,
De botellas de pisco, de ron, de gin, de vodka,
De cognac, de vermouth, de ferné,
De tequila, de whisky,
De vómitos humanos y animales,
De celo, de menstruaciones, de iras,
De traiciones, de términos de relaciones,
De embarazos, de soltería, cesantía,
De suicidios, de drogadicciones,
De homicidios, de golpizas, de cuchillos,
De cañones, de esposas, de por vida y un día...

Y un día, cuando sea fresco y limpio,
en algún puente de la vivencia atemporal,
reencarnarán los poetas muertos en paramédicos
que lo dan todo por salvar la vida ajena
en la sala de urgencia:
El hospital se yergue sobre nuestras sombras
y en cada ventana, en cada esquina de su mortandad
se verán a los niños ya fallecidos
saludándonos con una mano en alto señalándonos el renacer
y con la otra sosteniendo el fruto, de tu vientre de luz.


Y si fuimos de tejidos ectoplasmáticos
y las plumas de genes extraterrestres
y los ojos de otra dimensión
y las manos universales
y el aliento feto
y el embrio
visceral...


¡Entonces ahora pertenecemos
con Hacha y Escudo en la plegaria!

¡Entonces el amor era cierto después de todo,
y ahora lo cierto es que el Todo es Amor!

¡Entonces ahora es que existo en verdad
recorriendo luces negras y conversando con seres blancos!

Explota como la estrella que muere
e ilumina con tus lágrimas
el palacio de invierno de la poesía.
Deja caer un charco de tu alma
sobre la boca seca de los poetas muertos
y malditos por el poder de Ser.

Regálanos, si no es mucho pedir,
una flor fresca y fragante
una flor que venga de tus manos limpias,
una flor que salga desde lo más profundo de ti,
una flor sacada del mar, extraída de tu sangre:
roja y pura como el pedir una flor...




Este poema aún se encuentra inconcluso
y está dedicado a la poeta antofagastina Ima Sumac Calcina.

PORFELIUS

2 comentarios:

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Mi querido Porfelius , hoy he vuelto a este mundo lleno de gratos momentos, y tal como les había contado, con un nuevo blog : http://www.susanaveracruz-arteydiseno.blogspot.com/

Te hago con todo mi cariño la invitación amigo, y así me acompañes en este nuevo emprendimiento en el que he puesto todas mis ganas y del cual espero lo mejor hacia el futuro, difundiendo mi arte.

Te dejo un abrazo enorme , todo mi cariño.

Susana ( Agualuna)

profetabar dijo...

PORFELIUS, bien sabes que el camino está lleno de piedras, lo importante es caminar e ir dejando las semillas en buena tierra. Algún día nuestras obras serán reconocidas y si nos sentimos incomprendidos y solos, no importa, a veces todos nos cansamos, te entiendo, sé lo que te ocurre, pero si nadie nos mira, por lo menos dejemos de nosotros lo mejor podamos estampado en nuestra obra. un abrazo, grande. te dejé otro recado en tu artículo donde apuntaste lo que te digo el caballero uraño.