sábado, 1 de marzo de 2008



ECTOPLASMA EN VELA


La raíz del árbol;
sus hojas podridas, sus flores sin calcio.
Sus frutos. Los envenenados y los que no;
Los que yacen colgados boca abajo,
los que son como besos efímeros
lanzados por el arco guerrero de la soledad
sobre el tronco cubierto de acné:
la flecha ahí en la espesura del furúnculo
revienta y derrama la infección
retorciéndola como órganos religiosos
merodeando las cicatrices
enajenadamente delineadas en la cicatrización.

Desierto, tormento, lamentos y defectos.
Un alma cruda y arrugada
cuya existencia ha sido musicalizada
con bases peligrosamente apasionadas de alto volumen
y golpes de guitarra en la sien:
Vivo en carne y éter lo que estoy sintiendo.
Híbridos momentos de ternura y masoquismo.
Largas caminatas de madrugadas en blanco,
veinticinco capítulos de sagrados y paganos simbolismos.

Mancha tras mancha demarco un caminar sin estima.
Reconociendo la enfermedad
percibo algún designio de salud:
fortaleza v/s debilidad;
insensibilidad con/sin sensibilidad;
amor consecuencia odio;
traición resultado abandono:
titileo de luces oscuras, pero titileo de luces al fin.

Demonios y ángeles.
Demasiado niño para el tumulto.
Demasiado joven para un réquiem.

Sensaciones de victoria y por ende
emociones desangradas y amputadas,
batallas en la nada, vivir o morir viviendo
desde el poético aprendizaje del sucumbir
en el imprescindible acto de reconocer un miedo
cuando lo has alzado al infierno,
pero que a la vez lo has recogido del cielo.

Frío. Temblor. Desvanecimiento. Agujeros.
Nada sé pero...
¿será esto una especie de talento?
Sobrevivir a erupciones internas y violentas
que lo único que buscan es revivir al muerto
sólo es terminar de vestirlo con nuevos ternos.
Irresponsable o no,
no soportaría perder lo que más quiero,
seguramente es obvio
cuando ya no encuentras salida
y es que...
¿por qué renegar del oxígeno que brinda
del insecticida que rocía las razones para renunciar?

Ampútame este dolor que se transforma en un feto,
un engendro que se gesta en los organismos en desvelo,
un triste fantasma que ha de sepultarse
en el caudal de los fluidos de mi excremento:
poseído por la pócima de mis arterias se encoge
y ve el horror de contemplar el universo desde el techo,
aplaude sus golpes asquerosos en mi sien izquierda,
siente el sexto sentido clavándose en un segundo miembro
y siendo hijo del mismo Útero Supremo,
me induce a sacarme la coraza
y divinizar nuevamente la magia
de poder sentir que ya he sanado
y que ahora si
puedo en verdad decir
he vuelto.





El ectoplasma regresa a su dimensión.

3 comentarios:

Cancer dijo...

hermano, la órganica sombra del espiritú se ha presentado en forma de tinta ante nosotros los mortales, y tu orgánica sombra se presentara siempre atravez del tiempo el espacio y la muerte. te deseo lo mejor LUMPEN CULIAO, mira que eres el orgullo de todos los lumpenes que te admiramos, aguante el arte, aguante la vida, AGUANTE LA PRESIÓN, que la libertad sea de todos y no de unos, tu demostraras eso con tu poesia, poesia CORPORAL/VISCERAL que te cala los huesos. Te quiero hermano, y enterredo desde el cerro dragon, seguiré alimentándome con tu arte, comiendo tus dibujos, y derramando lagrimas sobre tus poemas. nos vemos muchas mas que pronto hermano, un abrazo desde el pulmon de chile.

Cáncer

Alicia Rojas "HERMIONE" dijo...

Estimado Porfelius:

Es para mi un honor ser parte de esta maravillosa iniciativa de crear un medio público en el cual das a conocer tu arte, tu vida.

Me alegró mucho saber que se concreto la publicación de tu libro y te deseo sinceramente lo mejor de lo mejor.

Solo espero tenerlo, autografiado, para comenzar a leerlo.

Bueno me despido deseándote éxitos y buenos logros.

Cariños,
Alicia Rojas
HERMIONE

Chica dijo...

Que puedo decir hermano eres re talentoso y profesional es un orgullo ver y sentir todo lo que has logrado...te deseo lo mejor y que sigas triunfando ....decidiste un camino dificil pero no imposible y esta mas que demostrado...el ser mas romantico del mundo, un gran poeta compadre...te kiero caleta y mucha suerte ...y sigue adelante